Padre le pasa la antorcha a su hijo: La familia Radcliffe continúa su tradición de servicio en el hospital de PNG

Papua New Guinea


Ben and Katherine Radcliffe and their four children.

Jim Radcliffe sirvió 33 años como cirujano en el Hospital Nazareno Kudjip en las montañas occidentales de Papúa Nueva Guinea (PNG). Cuando tenía la oportunidad de exponer en las iglesias durante sus giras misioneras en su país natal, los Estados Unidos, a menudo decía: "Realizo mi trabajo con el fin de que un día ya no se necesite más mi trabajo".

Pero Jim no tenía en cuenta que cuando él y su esposa, Kathy, se jubilarían a fines de 2017, sería su hijo Ben, quien tomaría el puesto como el cirujano del hospital.

Cuando Ben asistía a la escuela secundaria ubicada en una habitación en Kudjip, tenía una idea de cómo visualizaba su futuro.

"Quería enseñar historia y ser entrenador de basquetbol", indicó. "¡Lo que menos quería, era ser misionero o médico!"

Eso cambió durante su último año cuando tomó un curso sobre la historia de las misiones cristianas. Leyó sobre el trabajo de Christian Medical College Vellore, en el sur de la India, y escuchó la voz de Dios: "Si te pidiera que hicieras algo, ¿lo harías?"

La respuesta de Ben fue sí, y aceptó el llamado de Dios a la carrera de medicina. Entonces su sueño se convirtió en llegar a ser médico e ir al extranjero de vez en cuando, para ayudar a los médicos misioneros.

Dos años más tarde, durante los servicios de avivamiento en Mount Vernon Nazarene University, sintió nuevamente el llamado de Dios. Esta vez sabía que Dios lo estaba llamando de vuelta al extranjero para seguir una carrera como médico misionero.

Durante su tercer año, Ben comenzó a salir con su compañera de estudios Katherine Stevens, quien le dijo que había experimentado un llamado a ser misionera a los 12 años. Ambos eran estudiantes de pre-medicina. Ben se graduó en 2003 y trabajó en el campus durante un año hasta que Katherine se graduó, después de eso contrajeron matrimonio en agosto de 2004.

Ambos llenaron solicitudes de ingreso a varias escuelas de medicina. Finalmente, la Escuela de Medicina Boonshoft en Wright State University invitó a Katherine para realizarle una entrevista. El entrevistador le preguntó: "¿Algún miembro de tu familia ha estudiado aquí?"

"Bueno, mi esposo les envió una solicitud el año pasado, pero no fue admitido".

El entrevistador estudió el expediente de Ben y dijo: "¿Tu esposo estaría dispuesto a venir para que lo entrevistemos?"

"Él se encuentra en el estacionamiento en este momento, pero solo viste una camiseta y jeans".

"Dile que venga en seguida".

Ambos fueron aceptados y se convirtieron en el primer matrimonio en la historia de la escuela.

Después de obtener sus títulos de medicina en 2009, Katherine singresó a la residencia en medicina familiar, la cuál terminó en 2012. Ben completó su residencia en cirugía en 2014 en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio, donde su padre había estudiado. Después de su graduación, Ben y Katherine regresaron a PNG para prestar ayuda durante varios meses en el hospital Kudjip. La facultad de medicina tenía a Ben en tan alta estima que le donaron un cuarto de millón de dólares en hardware médico para que lo llevara al hospital.

Luego, la pareja se postuló al Programa de Residencia de Samaritan Purse. El programa financia un período de servicio de dos años para médicos cristianos y sus familias que han sido llamados a misiones médicas. El programa tiene alianzas con centros médicos en muchas partes del mundo, incluido el Hospital Nazareno Kudjip. 

En febrero de 2015, fueron aceptados y se dirigieron a Papúa Nueva Guinea con sus dos hijos, Simeon y Matthias.

"Cuando le dije que sí a Dios, no pensé que volvería a PNG", indicó Ben. "Pero qué emoción sentí al seguir la dirección de Dios y al pasar dos años trabajando con mi padre".

Pero Ben no llegó a trabajar en el Hospital Nazareno Kudjip simplemente porque su padre era cirujano allí. Ben trabajó duro como cirujano, ganándose el respeto de su padre. 

"El entrenamiento de Ben era excelente", indicó Jim. "Se hizo cargo de la mayoría de las cirugías, y yo lo ayudé. Es un cirujano de primera clase”.

Luego surgió una emergencia cuando Katherine descubrió que estaba embarazada de gemelas.

"Nos hubiésemos sentido cómodos en que el personal de Kudjip atendiera el parto", expresó Ben. "Pero Katherine tenía cálculos renales y otros problemas que complicaban las cosas".

La situación de alto riesgo requirió una estadía de cinco meses en Ohio para esperar el nacimiento de las gemelas, Tabea y Naomi. Después de haber completado su asignación de dos años, regresaron a Ohio para realizarle una nueva cirugía a Katherine.

Ben y Katherine regresaron a PNG con sus cuatro hijos en febrero de 2018. Durante un periodo de casi tres años, en las diferentes jornadas a corto plazo, padre e hijo trabajaron juntos como cirujanosen Kudjip. Jim se jubiló desde entonces, y Ben regresó a la isla, para trabajar a tiempo completo como médico misionero.

"Estoy triste de que mis padres se hayan mudado", expresó Ben. "Esta es una transición agridulce, ya que no podré seguir trabajando con mi padre. El ministerio médico que ejerzo se beneficiará por la reputación de mi padre. Las puertas se me abrirán gracias a él".

Según Jim Radcliffe, su hijo y su nuera sirven en un hospital que ha entrado a una nueva era.

Katherine es la coordinadora de voluntarios médicos. Ella se encarga de calendarizar a los estudiantes de medicina y residentes que vienen a Kudjip desde todas partes del mundo para realizar rotaciones de capacitación y a los profesionales médicos voluntarios que llegan al hospital de diferentes organizaciones como Samaritan's Purse.

Ben, como su padre, tiene la visión de trabajar hasta el día donde ya no se necesite más su trabajo. Él influye en las vidas de docenas de personal médico que se encuentran bajo su tutoría. El Hospital Kudjip participa en un programa que capacita a los médicos de Papúa Nueva Guinea que trabajan en zonas rurales y remotas, y recientemente fue aprobado como un sitio de capacitación para médicos especializados en cirugía general.

Como médico, Ben Radcliffe ofrece cuidado de la salud en la unidad quirúrgica. Como seguidor de Jesús, vive una vida glorificando a su Salvador.

--Engage Magazine

Posted in: